Salud

LAS 4 DIETAS MÁS POPULARES. ¿MERECE LA PENA SEGUIRLAS?

Poke Vegano

Cada año aparecen nuevas dietas, algunas de ellas poco equilibradas y que pueden producir déficits nutricionales. Pero hay cuatro tipos de dieta que nunca pasan de moda. ¿Cuáles crees que son? ¡Sigue leyendo para descubrirlo!

1. DIETA PALEO: Alimentarse como nuestros ancestros

La dieta Paleolítica es muy fácil de seguir: sólo tienes que alimentarte con productos que existían en la Época Paleolítica, o lo que es lo mismo, eliminar los alimentos que han sido manipulados por la mano del hombre para su elaboración (cereales y harinas refinadas, lácteos o legumbres).

¿En qué se basa esta dieta? Hay una teoría que afirma que este tipo de alimentos refinados o pertenecientes a la agricultura han supuesto una “inadaptación” que contribuye a la aparición de diversas patologías como la obesidad, afecciones cardiacas o la diabetes. 

Proteinuts EOS: perfectos para una Dieta Paleo

Alimentos básicos de la Dieta Paleo:

  • Frutos secos y semillas
  • Carne (roja, blanca o de caza)
  • Pescados (azul y blanco)
  • Vegetales

2. DIETA CETOGÉNICA O KETO: Poco pan, mucha grasa

La dieta cetogénica o dieta Keto tiene como finalidad inducir al cuerpo a un estado de cetosis, en el que se modifican las rutas metabólicas corporales para obtener energía.

En la cetosis, el cuerpo utiliza los ácidos grasos en lugar de los carbohidratos como moneda energética. Por ello, la dieta Keto restringe hasta casi eliminar los Hidratos de Carbono de nuestra alimentación, aumentando considerablemente el consumo de grasas y proteínas. Por lo tanto, es muy similar a la dieta Atkins o la dieta Dukan.

Alimentos básicos de la Dieta Cetogénica:

  • Aceites y grasas: aceite de oliva, coco, mantequilla
  • Carne: preferiblemente roja y/o más grasa (el bacon es el alimento estrella de la dieta Keto), pescados, mariscos y huevos.
  • Ciertos vegetales: aguacate o verduras que crezcan en la superficie (de hojas verdes)
  • Bebidas: agua, café o infusiones.

Cremas de frutos secos EOS Realbutter: los frutos secos son ingredientes muy utilizados en la dieta Keto. ¿Por qué no consumirlos en forma de crema?

Ojo!: las dietas cetogénicas son muy complicadas de seguir en un plazo de tiempo amplio debido a la cetosis, además de ocasionar déficits de vitaminas y minerales por la falta de alimentos vegetales. Además, han de seguir un control médico.

3. DIETAS VEGANAS: Y todas sus variaciones

El veganismo es uno de los movimientos más antiguos en el mundo de las dietas. ya sea por causa ética / medioambiental, o por querer llevar un estilo de vida más saludable. 

En el Veganismo estricto se eliminan todo tipo de productos procedentes del reino animal, incluida la miel, lácteos o huevos. 

Existen otros tipos de dietas veganas, como es el caso del crudiveganismo. En este régimen alimentario, los crudiveganos se alimentan única y exclusivamente a partir de alimentos crudos (RAW) de origen vegetal. 

Sabías que…. ¿el veganismo es una de las tendencias alimentarias de los próximos años? Se ha demostrado que este tipo de alimentación es la más ecosostenible, puesto que reduce drásticamente la huella de carbono de nuestro planeta.

Flapjack EOS: nuestras barritas de avena con ingredientes 100% vegetales, son perfectas para un snack saludable entre horas.

4. DIETAS MILAGRO: No es oro todo lo que reluce

Este tipo de regímenes se basan en una restricción calórica muy elevada. Estas dietas para adelgazar son muy populares en fechas puntuales del año:

  1. Después de las navidades.
  2. Los días previos al inicio de las vacaciones de verano.
  3. Previo a algún evento puntual o celebración: por ejemplo, las bodas.

Por lo general, este tipo de planes nutricionales no está bien estructurado y no están pautados por nutricionistas, sino que se basan en la toma de batidos sustitutivos o quemagrasa. Ejemplos de este tipo de menús son la dieta de la piña. 

Efectos secundarios de las dietas milagro:

  • Deshidratación y pérdida de masa muscular: una pérdida tan rápida de peso a menudo se traduce en la pérdida de agua. El tejido graso (que es el que intentamos eliminar) tarda semanas en sufrir modificaciones.
  • “Efecto rebote”: durante esta restricción, es muy común pasar hambre debido al enorme recorte de calorías. El principal inconveniente de pasar hambre durante días es que al volver a tu rutina normal, comemos con mucho más apetito y tendemos a recuperar el peso perdido el doble de rápido.
  • No aprendes buenos hábitos nutricionales: la principal meta de una dieta es aprender a comer y perder peso de forma paulatina. Alimentándote exclusivamente a base de batidos no adquieres ningún hábito positivo para tu salud.

¿Cuál es nuestro consejo? Si buscas perder peso o seguir un tipo de dieta determinado, ponte en manos de un profesional de la nutrición para que te ayude a lograr tus objetivos y además, te enseñe a adquirir unos buenos hábitos nutricionales. 

Si quieres saber más sobre cómo seguir una alimentación saludable, ¡visita las demás entradas de nuestro Blog!